Libros de texto: El aprendizaje está encima de la ideología


Ideologizar no significa “incluir” un juicio dentro de los libros de texto, que son la primera herramienta de apoyo de los niveles básicos de educación.



Es alarmante y preocupante la iniciativa al vapor que ha implementado la Secretaría de Educación Pública para revisar los libros de texto gratuito, sin un proceso transparente, sin criterios definidos y en un momento histórico que no es apto. En esta revisión se ha dejado a un lado la importantísima voz de los padres de familia, de los especialistas y de los académicos.


Por lo mismo, se buscan aprobar cambios sin la apertura a la escucha especializada, lo cual representa un riesgo gravísimo para el futuro de los pequeños.



Diversos analistas han señalado la relevancia de que los procesos pedagógicos se apeguen a los criterios y principios de la objetividad, y no sean presos de cualquier ideología disfrazada de inclusión. Ideologizar no significa “incluir” un juicio dentro de los libros de texto, que son la primera herramienta de apoyo de los niveles básicos de educación. Ideologizar significa anteponer el pensamiento de unos cuantos sobre los derechos de todos los demás, y en este caso, puede llegar a lastimar y dañar el proceso de enseñanza-aprendizaje.


Bien lo ha señalado la Conferencia del Episcopado Mexicano –mediante una revisión realizada a través de consultas y comisiones sui generis, en un tiempo breve y sin mayor rigor científico, jurídico e institucional–, el atender las carencias del modelo educativo en nuestro país requiere de una respuesta integral, articulada, generosa y consensuada. Cuestión aparte es el hecho de que esta revisión ocurre en un pésimo momento, justo después de que miles de alumnos han desertado y algunos estados recién comienzan a regresar a las clases presenciales.


¿Cuál es la prisa?, ¿por qué la urgencia de querer modificar algo al vapor, sin estrategia, sin transparencia, sin procesos de escucha, sin atender la voz de los expertos que a todas voces afirman que no es el tiempo ni es un aspecto esencial para mejorar la calidad educativa? “No aportar información sobre qué especialistas integrarán los comités evaluadores, ni en qué consiste la capacitación que recibirán los participantes sobre las variables que se deberán tratar en el diseño de los materiales educativos, es alarmante por el sesgo ideológico o temático que podría incluirse en los libros de texto que deben mantener su neutralidad”, dijo atinadamente la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).


Y qué decir de la preocupante advertencia que nos hace la Unión Nacional de Padres de Familia, a través de su presidente, Leonardo García Camarena:


"Rediseñar los libros de texto con los defectos planteados nos orilla a pensar que se trata de eliminar de nuestros hijos su capacidad de pensar con libertad; de tomar decisiones con conocimiento y de desarrollar su pensamiento crítico, y formar nuevas generaciones sin libertad de pensamiento, sin capacidad de toma de decisiones con información previa y sin capacidad de un análisis crítico de las cosas, es formar los esclavos de una nueva dictadura”.

Desde esta tribuna, hacemos un llamado al gobierno a que esta loable preocupación por mejorar el sistema educativo se realice de la forma correcta, con los procesos adecuados, los mejores criterios y en el tiempo que sea necesario. Nuestros niños lo merecen.




https://vocesmexico.com/opinion/libros-de-texto-el-aprendizaje-esta-encima-de-la-ideologia/





Entradas relacionadas

Ver todo